El oro

Este metal simbolizaba la pureza, puesto que no se corrompía ni se alteraba, por lo que su valor era muy preciado y se entregaba a Jesús por ser merecedor.

Además, Melchor, Gaspar y Baltasar reciben estos nombres que tienen su origen en el texto ‘Liber Pontifiacalis’, donde se explica que se conocía a Gaspar como el rey de India. Melchor era el rey de Persia, mientras que Baltasar fue el rey de Arabia o Etiopia.

El incienso

El incienso es una de las sustancias aromáticas que más desprende olor, un aroma muy agradable. Tradicionalmente, se ha vinculado su uso al culto por la divinidad y como una gran ofrenda en honor a todos los dioses. En este caso, el niño Jesús, considerado como el nuevo Dios, es quien recibe este tipo de reconocimiento.

La mirra

La mirra es una resina en estado sólido destinada a la embalsamación. Por ello, el uso más recurrente de la mirra era el último cuidado dedicado a los muertos antes de ser enterrados. El significado de la mirra para el niño Jesús era una especie de anuncio anticipado de que en algún momento iba a fallecer como cualquier otro ser humano aunque, más tarde, resucitaría. Además, otro sentido del regalo de la mirra de los Reyes Magos al niño Jesús es su utilidad como analgésico, ya que se tomaba normalmente mezclándola con vino.

Una historia muy interesante que nos hace pensar en el sentido de estos tres regalos de los tres Reyes Magos al Niño Jesús. Y tú, ¿ya tienes todos los regalos de Reyes? Si no es así, vente a Plaza Mayor y termina la Navidad comprando hasta las 00:00h.