Acertar con la rutina de sueño de los bebés cuando cambian la hora

Tener un bebé es la experiencia más dura y maravillosa del mundo, todo a la vez. La vida da un giro radical y hace que ya no puedas pensar en otra vida en la que tu hij@ no esté. Aunque cada etapa cuenta con sus ventajas e inconvenientes, muchas veces es cuestión de adaptarse y ver cómo nuestro bebé evoluciona o las necesidades que tiene. Para ello es fundamental seguir un plan que podamos llevar a cabo diariamente, sobre todo en el ámbito de las siestas. Esto se agrava aún más cuando nos cambian la hora, cosa que los niños llevan peor. En este post te vamos a contar cómo acertar con la rutina de sueño de los bebés.

Rutina de sueño

Para el buen descanso de nuestros bebés es fundamental establecer una buena rutina de sueño que les haga tener sueño de calidad y que por la noche sea mucho más fácil que duerman del tirón.

El cambio de hora hace que nuestro ritmo biológico cambie durante unos días. Esto hay que saber gestionarlo para que el sueño no se vea afectado. En los adultos se suele notar, pero en los bebés se nota mucho más. Y es que ellos no son capaces de entender lo que pasa. Su reloj interno se trastoca sin saber porqué. Al cambiar la hora puede se levanten antes y el patrón de sueño de los primeros días cambie, con respecto a la rutina que venían manteniendo antes. Estos días de cambios puedes notar que tu bebé está más irritado, de peor humor o con más signos de cansancio.

Tips para adaptar el de sueño de un bebé

Tienes que tener en cuenta algunos consejos que te damos para que la rutina de sueño sea más efectiva. Entre otros están:

  1. Ajustar, de manera progresiva su hora de dormir haciendo pequeños cambios en el horario. Una de las maneras más efectivas es acostumbrarlos unos días antes de que se produzca el cambio. El mejor ejemplo es ir retrasando unos 15 minutos el horario de todo, tanto de levantarse, como de comer y de dormir. Con este retraso, en pocos días dejarán de notar ese cambio de hora.
  2. Haz un pequeño retraso progresivo a la hora de despertarse. Si normalmente se despierta a las 8 de la mañana, intenta que se quede dormido hasta las 8.15 y ve aumentando 15 minutos cada día hasta que haga la hora.
  3. Las siestas son la clave. Para que el sueño de tu bebé sea de calidad, es fundamental que las siestas sean buenas y tengan el tiempo previsto para cada una de ellas. Es erróneo pensar que si el bebé duerme menos por el día, dormirá más por la noche.
  4. Facilita el ritual de sueño. Es básicos que la luz esté apagada o haya una luz tenue, que no se sobreexcite al bebé con tele, llamadas de teléfono…
  5. Lo más importante es tener paciencia y pensar que todo es cuestión de días y saldrá bien.

En definitiva, un bebé no es una máquina pero podemos tener estos consejos en mente para que su rutina se a buena. En Prenatal Plaza Mayor cuenta con todo lo necesario para ellos.

Publicación
05 de abril de 2022
Categorías
Niños
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio