Comidas y cenas de Navidad: Cómo sobrevivir a ellas

Ha llegado el momento, ese día en el que nos juntamos toda la familia y disfrutamos de comidas y cenas navideñas. Es momento de cantar, de hablar, de bailar, de disfrutar. Pero si es verdad que no en todas las casas hay la misma armonía o los miembros de la familia no se llevan tan bien. Ese cuñado que siempre habla sin parar, esa madre cansina que no te deja, la suegra que se mete en todo… para sobrellevar mejor estas situaciones lo mejor es seguir estos consejos que te damos en este post. Consejos para sobrevivir a las comidas y cenas de Navidad.

Sobrevivir a las comidas y cenas de Navidad en familia

En una mima familia hay distintos tipos de personas, caracteres y estilos de vida. Es por ello que siempre pueden surgir los típicos roces o comentarios que hagan que de una bonita velada acabemos en batalla campal. Para evitar esto debemos de tener en cuenta diferentes conejos.

Saber sentarse es la clave

Si ya sabes de antemano que vas a tener conflicto con alguien de tu familia, lo mejor es intentar evitarlo y escoger un sitio alejado de esa persona con la que no tienes tanta afinidad.

Si te sientas en un sitio más alejado puedes evitar comentarios hirientes o discusiones, aunque sean por cosas mínimas.

Controla el alcohol

Si tener una gestión de la comida es importante, controlar las cantidades de alcohol disponibles en la cena de Navidad es de vital importancia. La bebida puede ser el motivo de una noche de locura y de aventuras cargada de risas o puede ser un arma de doble filo y hacer que afloren discusiones o momentos de tensión que no son necesarios. Es por ello que lo mejor es evitarlo o moderarlo. En el caso de que veas que alguien se pasa bebiendo, ofrécele, de manera cortés, que deje de hacerlo.

Cocina algo rico y no te la juegues

Para evitar temas de alergias o intolerancias, busca realizar platos con alimentos que no supongan un riesgo para personas que puedan tener problemas alimenticios. Lo ideal para no tener problemas con el tema del menú es preguntar a los comensales, en el caso de que seas el anfitrión. Si quieres llevar algo, igual pregunta para saber si es apropiado para todos.

Colabora y ayuda a recoger

Ser colaborativo y ayudar en las tareas es algo que todo anfitrión te va a agradecer, así que intenta ayudar en todo lo que puedas. De esta manera el trabajo se hará mejor y de manera más rápida.

Respira ante cualquier mala contestación

En muchas circunstancias hay que tener en cuenta que podemos perder los nervios si alguien pasa el límite o nos dice algo que nos pueda herir. Para ello es necesario armarse de paciencia y evitar cierto tipo de bromas. Si alguien contesta algo que no te gusta, piensa en respirar varios segundos y hacer que no ha pasado. Todo irá mejor. Piensa que luego cada uno vive su vida y está en su casa.

Con estos consejos, las comidas y cenas de Navidad irán mucho mejor. Y sino, os venís a Plaza Mayor y disfrutaréis mucho.

Publicación
24 de diciembre de 2022
Categorías
Navidad 2022
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio