Garbanzos: Un super alimento que no puede faltar en la despensa

Cuando hablamos de legumbres, tradicionalmente siempre pensamos en esos platos calóricos llenos de grasa. Pero en los últimos años, se han mitificado el uso y consumo de las legumbres de forma saludable. Y es que nos hemos dado cuenta de que las legumbres no engordan, engorda todo lo que las acompaña. Por ello, consumir legumbres de manera que las podamos acompañar con otros alimentos ricos en vitaminas y minerales las convierten en un plato top. Un plato para consumir en cualquier tipo de dieta. En este post te vamos a hablar sobre los garbanzos y te vamos a dar una receta buenísima que tienes que probar a hacer en casa. ¡Te va a encantar!

Garbanzos, la legumbre estrella

Las legumbres son uno de los alimentos que deben de estar presentes en nuestra dieta de manera saludable. En el caso de los garbanzos, tradicionalmente han sido poco utilizados en nuestra dieta, salvo por 3-4 platos. Fuera del cocido o del potaje de garbanzos, pocos eran los que se atrevían a hacer de esta alimento platos extraordinarios, llenos de sabor y saludables. Entre los platos más famosos y vegetales que hay está el hummus. Un plato súper sencillo y lleno de sabor.

Y es que hay que decir que el garbanzo es una fuente de proteína vegetal buenísima. Disminuye el colesterol malo, contiene vitaminas B1, B2, B9, C, E y K y minerales como el calcio, zinc, magnesio, hierro, potasio y fósforo.

Además de todo esto, los garbanzos cuentan con muchos más beneficios:

  • Regulan el tránsito intestinal, reduciendo la inflamación abdominal.
  • Facilitan la pérdida de peso. Al ser ricos en fibra sacian mucho más, por ello es perfecto mantenerlos en una buena dieta equilibrada.
  • Ayudan a tener los huesos y los músculos sanos.
  • Ayudan a mantener la salud de los bebés por su alto contenido en ácido fólico que es buenísimo para las embarazadas.
  • Protegen la salud del corazón.
  • Aportan calcio.

Receta guisada

Te vamos a proponer una receta fácil y buenísima para que disfrutes de un buen plato de garbanzos.

Ingredientes

  • 2 puñados colmados de Garbanzos
  • Hueso de jamón
  • Diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • Calabacín
  • 1 pimiento rojo
  • 1 rama de apio
  • Cucharadita de semillas de cilantro
  • Pimentón
  • Cucharadita de Orégano
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

En primer lugar pon en remojo los garbanzos la noche de antes, esto permitirá que se cuezan más rápido. Si no lo has puesto o no tienes, puedes utilizar garbanzos de bote que ya están cocidos. Si los vas a hacer de cero, cuécelos en una olla cubiertos de agua, con el hueso de jamón, el apio, la hoja de laurel y media cebolla entera. Una vez estén tiernos, retíralos del caldo.

Por otra parte, pela y pica el ajo y la otra mitad de la cebolla, así como el apio. Corta el resto de verduras, el calabacín, el tomate y el pimiento rojo. Pocha el ajo y la cebolla en aceite y añade el resto de verduras. Salpimenta y añade las especias, el cilantro, la pimienta negra, el pimentón y el orégano y déjalo al fuego unos 5 minutos. Cuando este sofrito esté hecho, y haya cogido todo el sabor, incorpora los garbanzos que has cocido previamente y déjalo todo junto en el fuego unos 10 minutos. Todo habrá cogido mucho más sabor y estará listo para servir. ¡Delicioso!

Publicación
28 de noviembre de 2021
Categorías
Recetas
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio