La nueva revolución de la alimentación. ¡El ayuno intermitente!

Llega el verano y con él los buenos propósitos para llegar a punto y lucir figura. Dietas milagro, ejercicio de manera continua… nos ponemos manos a la obra para lucir nuestra mejor versión y disfrutar de los días de sol y playa. Muchas son las dietas que podemos encontrar. Actualmente se habla mucho del ayuno intermitente, un método que siguen muchas personas, famosas y anónimas y que tiene múltiples beneficios. En este post te vamos a contar en qué consiste el ayuno intermitente y cómo funciona, además de los beneficios para nuestra saludo.

Todo sobre el ayuno intermitente

¿Qué es el ayuno intermitente?

Como su propio nombre indica, el ayuno intermitente es un modelo de alimentación que consiste en realizar ciclos divididos en períodos de ayunos y comidas. La clave está en concentrar toda la atención en los momentos en los que comes, en el cuándo.

Existen varios métodos de ayuno que son:

  • Método 16/8: Este método consiste en comer durante 8 horas y ayunar 16 horas. Hacer un período de ayuno mucho más largo que el de comida. Este período suele coincidir con las horas de sueño. Por tanto, con saltarte el desayuno, sería suficiente, siempre que la noche anterior cenases a una hora temprana.
  • Dieta 5:2: Esta dieta consiste en disminuir la ingesta de calorías durante dos días a la semana. Con este método deberás de comer entre 500-600 calorías al día.
  • Comer, parar, comer: Este ayuno combina días de ayuno con días en los que comes lo que quieras durante 24 horas. Esto se puede realizar entre 1 y 2 veces por semana. De este modo podrás disfrutar de una buena comida en uno de los restaurantes de Plaza Mayor sin pensar en qué comer.

Beneficios del ayuno intermitente

Son varios los beneficios con los que cuenta este tipo de alimentación. El ayuno intermitente, además de restringir el consumo de calorías, cambia las hormonas de nuestro cuerpo y mejorar el uso de las grasas que el cuerpo tiene reservadas. Entre los más destacados están:

1- Mejora la sensibilidad a la insulina, más aún si se combina con ejercicio.

2- Aumenta la secreción de la hormona del crecimiento, acelera la síntesis de proteína y hace que la grasa esté disponible como una fuente de energía. Explicado de manera más coloquial, se quema grasa y se forma músculo de manera más rápida.

Cómo mejorar este proceso

Como todo, el ayuno intermitente no lo es todo, ya que combinado con ejercicio físico, podrás obtener mejores resultados. Por una parte, si estás intentando adelgazar, debes de tener ese déficit calórico. Debes incluir sesiones de fuerza en tus rutinas para conseguir un entrenamiento mucho más potente y mantener la masa muscular. Y, por último, lo más conveniente es que entrenes justo antes de la comida principal o la comida más grande que hagas durante el día.

De todos modos, recomendamos que este tipo de rutinas y alimentación, las consultes con un especialista, ya que cada persona es diferente y cada cuerpo tiene unas necesidades distintas. Llevando a cabo el ayuno intermitente de manera adecuada, conseguirás muy buenos resultados.

Categorías
Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio