Los mejores trucos para mantener tu bronceado

Aunque a muchos nos de pena reconocerlo, el verano ha llegado a su fin y nos toca despedirnos de las largas y relajantes jornadas de sol, playa y piscina con las que conseguimos una piel más bronceada y brillante. Pero, no te preocupes, porque desde Plaza Mayor tenemos al solución para alargar los efectos del verano haciendo que nuestro bronceado sea mucho más duradero y podamos lucir una piel más morena durante meses.

¿Cómo mantener el bronceado?

Aunque a muchos nos gustaría, sabemos que no es posible disfrutar del sol veraniego durante todo el año. Pero, en Plaza Mayor queremos luchar contra el frío del invierno y conseguir que el bronceado que tanto nos ha costado conseguir durante estos meses de verano nos aguante durante mucho más tiempo.

Para ello, queremos dejarte algunos pequeños tips muy fáciles de seguir con los que conseguirás una piel morena de manera más prolongada. ¡Toma nota!

como mantener el bronceado

Hidratación continua

El moreno comienza a desaparecer cuando la piel empieza a secarse y desquebrajarse. Para evitar que esto ocurra es importante que mantengamos una hidratación de manera constante, sin escatimar en la cantidad de crema.

Y es que cuando tomamos el sol exponemos nuestra piel a radiaciones solares muy altas y, aunque usemos una buena crema solar, siempre se acaba secando y dañando más de la cuenta. Es por eso por lo que después de tantos días expuestos al sol es muy importantes que no nos olvidemos de usar una buena crema hidratante de forma continua. De hecho, nuestra piel la absorberá de manera inmediata ya que después de tanto sol nos demanda hidratación y reparación en abundancia.

Incluye el salmón en tu menú

La zanahoria es el típico alimento que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de tener una piel bronceada. Sin embargo, muchos desconocen las propiedades del salmón que mejoran de una forma bastante notable la salud y el aspecto de nuestra piel.

No tengas miedo de incluir el salmón en tu menú varias veces por semana, ya que las grasas que nos aporta son totalmente saludables y muy beneficiosas para el cuerpo. Atrévete a empezar el día con unas ricas tostadas con salmón o cómelo durante el almuerzo o la cena. Será nuestro mejor aliado para mantener una piel hidratada, bronceada y brillante.

incluye el salmón en tu menú

Cubitos de hielo de té verde

Las propiedades del té verde también son de lo más beneficiosas para nuestra piel y un tip para poder aplicárnoslo de manera directa es haciendo cubitos de hielo de té verde.

Solo tenemos que elaborar una buena cantidad de té verde y verterlo en una cubitera que tengamos por casa para dejarlo enfriar en el congelador. Una vez se haya congelado, envolvemos algunos de los cubitos de té con un paño o toallita y lo aplicamos por toda la piel que tengamos bronceada. El frío del hielo y las propiedades del té verde forman la combinación perfecta para calmar, reparar y cuidar nuestra piel bronceada por el sol.

Apuesta por la vitamina C para la cena

La vitamina C tiene altos poderes reparadores frente al sol y es una opción muy recomendable recurrir a alimentos con esta propiedad durante la noche. De esta manera, dejaremos que los efectos de la vitamina C ejerzan su labor en nuestra piel mientras dormimos.

También, podemos escoger cremas con vitamina C para aplicarnos antes de irnos a dormir, así conseguiremos hidratar y reparar nuestra piel durante toda la noche y así conseguir un bronceado más duradero. Uno de los plus más importantes de esta vitamina es que nos ayuda a prevenir posibles manchas generadas por el sol.

Exfoliación suave y más continua

Normalmente se recomienza recurrir a la exfoliación una vez a la semana, pero cuando nuestra piel ha estado expuesta al sol durante tanto tiempo es aconsejables que realicemos una exfoliación de manera más continua para mantenerla en perfecto estado.

Es cierto que si llevamos a cabo una exfoliación demasiada intensa podemos llegar a acabar con el bronceado, pero el truco está en hacerlo de una forma muy suave con una toallita dibujando pequeños círculos sobre la piel.

Vitamina C en tu crema hidratante

Como ya hemos dicho, la vitamina C es una de nuestras mejores aliadas para mantener una piel saludable y con un bronceado mucho más duradero. ¿Un tip infalible y muy fácil de realizar? Añade una cápsula de vitamina C a tu crema hidratante de siempre.

Así, cada vez que apliques tu crema estarás aportando un chute de esta vitamina a tu piel casi sin darte cuenta. Tu bronceado aguantará durante más tiempo y evitaremos que sufra escamaciones o manchas.

vitamina c en tu crema hidratante

Los frutos secos te ayudarán a estar moreno

Para sorpresa de todos, los frutos secos son unos de los alimentos más potentes para activar la melanina de nuestro cuerpo y así evitar que perdamos nuestro bronceado.

Lo único que tienes que hacer es cambiar algunos de tus snacks o combinar algunas de tus recetas con un puñado de frutos secos. Eso sí, no debemos excedernos con las cantidades, ya que son bastante calóricos. Los pistachos son unos de los más aconsejables para fomentar la melanina del cuerpo y conseguir una piel más morena durante más tiempo.

¿Has apuntado todos estos tips para tu rutina de belleza? Con estos sencillos consejos podrás alargar durante un poco más de tiempo el bronceado que ha dejado el verano en tu piel. Si lo prefieres, en Primor de Plaza Mayor puedes hacerte con los autobronceadores que mejor se adaptan a tu piel para lucir un buen bronceado siempre que quieras.

 

Publicación
08 octubre 2018
Categorías
Salud

Todo lo que necesitas en un solo espacio