Música y perros: Conoce sus efectos

Siempre se ha dicho que la música amansa a las fieras y es que una buena música relaja y evada a cualquier persona de los problemas. Pero no solo a cualquier persona, las melodías también son terapéuticas para animales. En este post os vamos a hablar música y perros, de los efectos que esta produce y de lo buena que es la música para ellos. Si tienes un perro grande o pequeño, de una raza u otra, más o menos nervioso, quédate y lee los efectos que esta terapia musical produce. ¡Querrás ponerla en práctica antes de lo que crees!

Música y perros

El desarrollo de los sentidos se da en los perros igual que en las personas. Los perros hacen que las percepciones que para nosotros tienen un significado para ellos sean algo completamente distinto. En cuanto a la música, no es común que los perros reaccionen a esta, no se muestran muy cautivados ni atraídos por el ritmo. Esto no es algo raro, ya que de una manera diferente a los humanos, lo perros desarrollan las ondas sonoras de manera muy distinta. Las perfecciones son tan diferentes como lo somos de ellos. Por tanto música y perros, sí, pero sin abusar.

La música para los perros es un sonido ambiente más, como tantos otros. Una canción a máximo volumen podría significar para los perros una privación sensorial de primer nivel. En este caso dejarían de escuchar cualquier sonido y de repente escuchar solo música. Pero no es un problema para ellos porque son capaces de escuchar un espectro más amplio de frecuencias de onda, y logran pasar por alto la música.

Aunque música y perros son compatibles, hay que estar muy pendientes de lo que la música puede hacer en ellos. En algunos casos, la música puede tranquilizar a los perros, en otros casos, les puede alterar más de la cuenta. La música no está diseñada para su oído, por lo que cada perro tendrá su percepción.

Según un estudio de la facultad de psicología de Belfast, los perros reaccionan a tres tipos de música diferentes. Estos son: la música clásica, el rock y el heavy.

En el caso de la música clásica, siempre se ha dicho que la música amansa a las fieras. Las piezas de música clásica que se usaron para llevar a cabo el estudio, tuvieron como efecto el sueño de los perros, que se llegaron a dormir. Concretamente, los perros duermen un 6% más de lo habitual. Mediante las mediciones de ritmo cardiaco, y ondas de sueño, se ha determinado que gracias a la música clásica los perros descansaban de forma más plácida y confiada.

Si tienes una mascota y quieres ver el efecto que la música tiene en ella, haz la prueba con diferentes tipos de música. Y si necesitas cualquier cosa para ella, ven a Kiwoko Plaza Mayor y encontrarás juguetes y todos los accesorios que necesitas. Si quieres saber todo lo relacionado con tus mascotas no te pierdas la sección de nuestro blog.

Categorías
Inspiración
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio