Tipos de pan, calorías y propiedades. ¡Te lo contamos todo!

Si hay un acompañante que no puede faltar en cualquier comida mediterránea que se precie es ese trozo de pan que da la vida a todos los platos. Y es que el pan es un básico y un clásico que ha ido evolucionando con el paso de los siglos. Actualmente puedes encontrar panes de miles de maneras y aptos para intolerantes, como el gluten o la lactosa. Te contamos, en este post, las propiedades y calorías del pan así como los tipos de pan que puedes encontrar. ¡No te lo pierdas!

Tipos de pan: todo lo que tienes que saber

El pan es la perfecta elección para un buen desayuno o para incluir en cualquiera de las comidas. Cómo incluirlo de manera saludable en tu día a día es algo que debes de saber con más detalle.

Muchos se preguntarán: ¿El pan engorda?

Calorías del pan

Los tipos de pan que existen son tantos que sus calorías también varían según el caso. Lo que hay que tener claro es que el pan no es el que engorda por sí solo, sino que también dependerá del resto de ingredientes y alimentos con los que lo acompañes. La clave está en no tener un superávit de calorías con la ingesta total de alimentos diaria.

Lo ideal a la hora de comer pan es consumir unos 250 gramos de pan al día, repartidos en varias comidas, considerando que una ración de pan oscila entre los 40 y los 60 gramos. A la hora de elegir entre pan blanco o pan integral hay que saber que ambos tienen las mismas calorías, aproximadamente, pero el pan integral cuenta con más fibra que regula mejor el tránsito intestinal y sacia mucho más.

Entre los tipos de pan que se pueden encontrar en el mercado están: Pan de trigo, pan de centeno, pan de espelta, pan de maíz, pan germinado, pan de calabaza, pan de mix de cereales…

Otras dudas sobre el pan

  • Muchas son las preguntas que surgen a la hora de consumir los tipos de pan. Hay gente que deja de lado la miga para comer solo la corteza porque según ellos, engorda menos, pero ¿es así? Lo cierto es que la corteza y la miga son dos partes de un mismo alimento por lo que contienen los mismos nutrientes. La única diferencia es que la corteza se deshidrata al hornearla y la miga queda más jugosa. La deshidratación de la corteza, de la que hablamos, trae consigo una mayor concentración de los nutrientes, por lo que pesa más que la miga y, por consiguiente, tiene más calorías.
  • Los tipos de pan se pueden consumir tanto precocidos como si son congelados. Sus aditivos son los mismos y en las mismas proporciones.
  • Dependiendo de los tipos de harinas con las que el pan esté hecho, éste aguantará más o menos tiempo para su consumo.

Lo cierto es que el pan gusta a todo el mundo pero dependiendo de los tipos de pan que se consuman, pueden sentar mejor o peor, por ello es bueno saber qué aportan para introducirlos en la dieta y en las recetas de otoño, de una manera u otra.

Categorías
Recetas
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio